Cómo crear el dormitorio de tus sueños

Ver el vídeo
“Hemos conseguido abrir un espacio hacia al exterior que nos hace sentir más en sintonía con la naturaleza”
¿Quién no ha soñado alguna vez con dormir mirando las estrellas, darse un baño admirando la naturaleza o tumbarse en la cama y caer en los brazos de Morfeo mientras una fresca brisa te acaricia el cuerpo?

Carmen compró hace cinco años una casa a las afueras de Madrid para escaparse los fines de semana y desconectar. Se trata de una vivienda unifamiliar rodeada de naturaleza divida en dos plantas y con espacios abiertos. Quería algo cómodo, acogedor y muy práctico. Su mayor ilusión era tener un dormitorio con baño integrado donde el tiempo se parase, en el que relajarse y abandonarse a la dolce far niente. Pero la habitación abuhardillada de la casa destinada a tal fin era oscura y angosta y no invitaba a pasar tiempo en ella ¿La solución? La colocación de unas ventanas de tejado VELUX. Ahora, Carmen tiene el dormitorio de sus sueños, repleto de luz, con vistas maravillosas y aire fresco. Y es que a veces, los sueños se hacen realidad.

Carmen nos relata cómo hizo de su dormitorio el espacio más deseado de la casa:


Una casa para desconectar


Queríamos una casa para escaparnos los fines de semana que fuera manejable y fácilmente habitable. Así, que hace cinco años, decidimos comprar esta casa. Es un espacio pequeño, compacto, pero muy acogedor.

La gran transformación


En la parte superior de la casa, queríamos situar nuestro dormitorio. Queríamos conservar de la habitación los materiales naturales como la madera pues daba a la estancia un aire acogedor y cálido, pero apenas había luz. Así que decidimos abrir grandes ventanas en el tejado. El espacio entonces se transformó, el dormitorio pasó de ser un sitio oscuro y angosto a un lugar repleto de luz y amplio. La luz natural que ahora entra por las ventanas de tejado VELUX invita a pasar tiempo en ella. Además, la luz del tejado ha dado luminosidad, no solo al dormitorio, sino a toda la casa.

La magia de las ventanas


El poder abrir una ventana cuando estoy en mi habitación o poder darme un baño mientras veo las montañas o los árboles, me parece mágico.
Hemos conseguido abrir un espacio hacia al exterior que nos hace sentir más en sintonía con la naturaleza.
Gracias a la ubicación de las ventanas, hemos logrado una ventilación cruzada que hace que, en verano, disfrutemos de un maravilloso frescor, permitiéndonos dormir a la perfección.

Accesorios para mejorar el confort


Cuando instalamos las ventanas de tejado VELUX decidimos poner en ellas persianas exteriores. Nos gusta por la noche estar a oscuras, pero, es que, además, las persianas nos dan más seguridad a la hora de dormir y son disuasorias frente a posibles intrusos cuando no estamos en casa.
Las persianas las utilizamos mucho tanto por la noche como para controlar la temperatura de la habitación durante todo el año. En invierno, las bajamos para aislarnos del frío y en verano, en las horas de más calor, las cerramos para reducir la temperatura.

100% aconsejable


Mi impresión con el nuevo espacio, una vez terminado, fue el de decir: no quiero salir de aquí.