Cómo crear una oficina en casa muy productiva

Ver el vídeo
“La luz es fundamental para mí”
Contar con un entorno que facilite la concentración y la productividad es fundamental para todos aquellos que trabajan desde casa. Carmen encontró en su planta superior abuhardillada, el espacio perfecto para montar la oficina en casa. Solo tenía que dejar entrar la luz colocando ventanas de tejado VELUX y el resultado resultó ser ¡Ideal!

Entrar en la casa de Carmen es como adentrarse en un espacio donde el tiempo parece ir más despacio, donde los problemas se quedan fuera y donde solo se respira confort y tranquilidad. De profesión interiorista, Carmen supo desde el momento en que compró su casa a las afueras de Madrid, hace ya cinco años, que necesitaba reformarla para lograr esa atmósfera de relax, comodidad y slowlife. Tras abrir espacios y facilitar la movilidad en la planta baja, se centró en la planta superior abuhardillada. Oscura y triste, pedía a gritos más luz natural. Y encontró la solución en la instalación de ventanas de tejado VELUX. Ahora cuenta con un espacio luminoso, confortable y con unas vistas espectaculares.

Carmen tuvo claro que quería situar los espacios de trabajo en esta planta abuhardillada recién reformada. Era el sitio perfecto: alejado del resto de la casa; con mucha luz natural gracias a la instalación de las ventanas VELUX; bien ventilado y con unas vistas espectaculares al exterior que les sirvieran de inspiración. Luego, solo tuvo que amueblar la habitación con mobiliario ergonómico, materiales naturales y una preciosa chimenea para el invierno en pos de la serenidad y la concentración. Y se hizo la magia. La oficina en casa de Carmen es ahora su pequeño refugio privado, donde se respira creatividad y donde, como dice la propia interiorista, “los proyectos salen solos”

Carmen nos cuenta cómo convirtió un espacio oscuro y poco confortable en una oficina en casa confortable y productiva.

¿Desde cuándo tenéis esta casa y qué cambios habéis realizado?


Carmen: Compramos esta casa hace cinco años, como un lugar para escaparnos los fines de semana. Desde el primer momento, mi obsesión fue darle más luz al interior y comenzamos la reforma. La obra más grande de la casa fue la de la parte de arriba.

¿Por qué decidisteis instalar ventanas de tejado VELUX?


Carmen: Antes de añadir ventanas de tejado, la casa era oscura. Era una casa triste. Con la instalación de las ventanas en la parte superior de la casa todo cambió. Antes, a partir de las cuatro de la tarde, había que encender todas las luces y ahora nada que ver. La luz entra e ilumina toda la vivienda durante más horas. El cambio ha sido radical.

Necesitabais un espacio de trabajo en casa y lo situasteis en la planta abuhardillada.
¿Qué condiciones tenía que reunir el espacio para crear tu oficina en casa?


Carmen: En esta habitación, la atmósfera que busco y quiero, es de paz y creatividad y aquí lo consigo. La luz es fundamental para mí. Siempre intento aprovechar al máximo la luz natural. Y cuando no hay luz natural, la intento conseguir y aquí lo hice instalando ventanas de tejado VELUX.

¿Qué sensaciones tienes en tu espacio de trabajo en casa?


Carmen: Cuando tengo que trabajar aquí en invierno (los interioristas al final trabajamos de lunes a domingo) enfrascada en algún proyecto, el poder encender la chimenea y recibir la luz que entra por atrás, procedente de las ventanas de tejado, es maravilloso; hace que los proyectos salgan solos.