Una cocina para toda la familia

Ver el vídeo
“Ahora podemos pasar más horas con luz natural juntos“
En el hogar suceden gran parte de los acontecimientos más importantes y entrañables de nuestras vidas, desde comidas o reuniones con familiares y amigos hasta los primeros pasos de los hijos. Y una de las estancias donde más tiempo se pasa y más confidencias hay, es la cocina. Cada vez es más habitual que sea el corazón de la casa: es el centro de reuniones, el sitio donde la familia cuenta sus anécdotas del día e incluso, es el lugar perfecto para jugar, estudiar o trabajar. Pero para que la cocina esté llena de vida, es necesario que sea confortable y ahí, es donde entra en juego la luz natural.

Blanca y José Manuel compraron en 2018 su vivienda unifamiliar en una localidad a 20 km de la capital. Rodeada de naturaleza y con un gran jardín con piscina, supieron desde el primer momento que esa era la casa en la que querían vivir y formar una familia. Apostaron por un interior con espacios abiertos y funcionales para crear continuidad visual, mejorar la comunicación entre los miembros de la familia y proporcionar mayor luminosidad natural.

Con tres niñas en la casa, Lucía, Maca y Bea, las horas de la comida se han convertido en el momento preferido de todos. Juntos se reúnen para preparar deliciosos platos y comerlos juntos mientras se cuentan el devenir del día. El problema era que su cocina no tenía luz natural suficiente y no invitaba a pasar largas horas en ella. La cocina contaba con una combinación de dos ventanas: una vertical y una de tejado y querían beneficiarse más de la luz natural y decidieron confiar en VELUX y añadir dos ventanas de tejado más. La combinación de cuatro ventanas blancas de madera ha resultado maravillosa, tanto por la cantidad de luz que entra como por las vistas que se han abierto al exterior. El resultado, simplemente, ¡espectacular!

Hablamos con Blanca y José Manuel que nos cuentan su experiencia con las ventanas de tejado VELUX.

¿Desde cuándo vivís en esta casa y qué es lo que más destacaríais de ella?  


José Manuel: La casa la compramos en el año 2018 y según la vimos, nos enamoramos de ella. Ahora vivimos con nuestras tres hijas, que son tres niñas pequeñas. 

Blanca: Los espacios están todos comunicados y abiertos lo que nos permite estar juntos todo el rato y esa es una de las razones por las que queríamos hacer obra en la cocina. 

¿Cómo era vuestra cocina antes de la instalación de las nuevas ventanas de tejado VELUX? 


José Manuel: En nuestra familia competimos por ver quién hace el mejor plato y para ello necesitábamos una buena cocina. 

Blanca: El espacio tenía dos combinaciones VELUX. Tenía luz, pero le faltaba un poco más. Me gusta que en casa estemos el mayor tiempo posible con luz natural y quería que las niñas se sintieran como si estuvieran fuera. 

¿Qué es lo buscabais con las nuevas ventanas VELUX? 


Blanca: Queríamos luz, comodidad y continuidad con lo que ya teníamos. Y fue nuestra interiorista la que nos recomendó la instalación de dos ventanas de tejado VELUX. 

Con la instalación de las dos nuevas ventanas VELUX, ¿qué os parece vuestra cocina? 


Blanca: Ahora las vistas son espectaculares gracias a la solución de las cuatro ventanas blancas de madera. Nuestras hijas pueden ver desde nuestra cocina la piscina o la naturaleza que nos rodea. ¡Es una pasada! 

¿Conocéis los accesorios VELUX? 


Blanca: Sí, una de las ventajas de VELUX es poder ir añadiendo accesorios con el tiempo. Dentro de poco pondremos cortinas para que se abran o se cierren de forma automática 

¿Cómo ha mejorado vuestra cocina? 


Blanca: Ahora podemos pasar más horas con luz natural juntos, ya sea en la hora del desayuno o de la merienda y ya sea verano o invierno. La inversión mereció totalmente la pena.