Ventilación natural en el hogar: ¿Por qué es tan importante?

Pasamos el 90% de nuestro tiempo en el interior y es crucial conocer la calidad del aire interior que respiramos, porque tiene un gran impacto en nuestra salud y confort. Contrariamente a la creencia popular, el aire interior puede estar hasta cinco veces más contaminado que el aire exterior. En nuestros suelos, paredes y muebles se encuentran contaminantes conocidos como “compuestos orgánicos volátiles”. Los contaminantes también pueden adoptar la forma de bacterias, mohos, virus y plagas.

Una ventilación adecuada te proporciona un entorno más saludable. Sin ventilación, se acumulan altos niveles de humedad, olores, gases, polvo, partículas desprendidas por los muebles y objetos de la casa, y otros contaminantes: las casas también deben poder respirar para dejar salir el aire caliente y viciado y dejar entrar aire fresco y limpio en todas las habitaciones.

Ventilar la casa para conseguir un ambiente confortable

El aire fresco es la clave para mejorar el confort en todas las habitaciones y hay varias formas de hacerlo entrar en casa:

  • De forma natural, abriendo puertas, ventanas y ventanas de tejado
  • Con ventilación puntual, como un extractor en el baño
  • Utilizando sistemas mecánicos de ventilación forzada

Cómo prevenir la humedad en el hogar

Todas las actividades domésticas, como cocinar, secar la ropa, ducharse, contribuyen a deteriorar la calidad del aire interior y pueden favorecer la formación de moho, que, además de ser desagradable a la vista, es peligroso para tu salud.

Para crear ambientes saludables hay varias posibilidades. En primer lugar, la ventilación garantiza el suministro de aire mediante sistemas mecánicos. Las rejillas de ventilación y la apertura de las ventanas durante 10 o 15 minutos al menos tres veces al día también contribuyen a mejorar el clima interior. Si esto no es suficiente, sobre todo en habitaciones como los áticos, y en habitaciones húmedas, como los cuartos de baño, hay que instalar una ventana en el techo que proporcione la ventilación necesaria para el bienestar, o un extractor de aire.

Abre las ventanas varias veces al día, inmediatamente después de la ducha, después de preparar las comidas en la cocina y por la mañana en el dormitorio, para evitar la formación de humedad y dejar entrar aire fresco y seco.

El efecto chimenea para un aire más sano y fresco

El aire caliente tiende a subir. Esto hace que el aire cargado de olores y contaminado de la casa suba hasta el tejado: la solución más fácil para eliminarlo es dejarlo salir por arriba.

Con una combinación de ventanas de tejado con ventanas inferiores, el aire se renueva más rápido que dos ventanas verticales opuestas (ventilación cruzada) gracias al llamado efecto chimenea. Este sistema aprovecha que el aire caliente se eleva de manera natural y sale por el tejado, ventilando cualquier tamaño de habitación en pocos minutos.

De este modo, tendrás una ventilación más rápida y eficaz y respirarás un aire más limpio, simplemente abriendo las ventanas.

Ventanas de tejado VELUX: Ventilación incluso con las ventanas cerradas

Las ventanas VELUX no sólo llevan la luz del sol a tu casa y transforman los espacios para que parezcan más grandes y acogedores, sino que también ayudan a mejorar la calidad del aire y el clima interior con una característica única: permiten ventilar incluso cuando la ventana está cerrada.

Gracias a la aleta de ventilación situada en la parte superior del marco, puedes ventilar sin abrir las ventanas: en una hora se intercambian hasta 84,6 m3 de aire, el doble que en una habitación.

¿Y si llueve? Las ventanas VELUX INTEGRA® se cierran automáticamente gracias al sensor de lluvia. Y con VELUX ACTIVE® with NETATMO, puedes mejorar la calidad del aire con sensores que detectan la temperatura, la humedad y el CO2 y abren y cierran automática e inteligentemente las ventanas, persianas y estores VELUX.

Ventilar tu casa es fácil: considera la posibilidad de añadir más ventanas en el tejado y un sistema para mejorar el clima interior y no comprometer tu salud.