Un ático para soñar...

Nuestro dormitorio debe ser sinónimo de comodidad y para ello son fundamentales una iluminación y ventilación adecuadas. Un ambiente oscurecido y una temperatura agradable favorecen el descanso, así como una buena dosis de luz natural te aporta la vitalidad necesaria para afrontar un nuevo día. Te ayudamos a crear ese lugar dedicado a tu bienestar.

¿Sabías que...?

Dormir mejor con más luz natural y ventilación

La luz del día determina el patrón de sueño natural de nuestro cuerpo. Activa la producción de hormonas que aseguran nuestro descanso cuando oscurece. Una vez que estamos dormidos, la oscuridad total nos asegura un mejor sueño. Durante la noche los niveles de humedad y CO2 aumentan sustancialmente, por ese motivo, la ventilación por la mañana es esencial.