Un ático para jugar...

Tus hijos juegan y aprenden en su habitación. Por ese motivo un buen clima interior es fundamental para favorecer su desarrollo. La luz natural durante el día mejora el sueño nocturno, la salud y la capacidad de aprendizaje. Te ofrecemos la oportunidad crear un espacio de ensueño para tus hijos.

¿Sabias que...?

La luz natural y ventilación adecuadas son importantes para tus hijos

Una buena ventilación y abundante luz natural permiten que los niños se concentren mejor, y por lo tanto, que favorezca su aprendizaje. Además, una ventilación frecuente contribuye a reducir el riesgo de alergias siendo la mala calidad del aire uno de los factores que influyen en su aparición. Los niños en particular son especialmente vulnerables a estas afecciones y sus zonas de juego y habitaciones contienen a menudo sustancias - en juguetes de plástico y equipos electrónicos - que no favorecen la buena calidad del aire.