{{property.PropertyName}}
{{property.casePropertiesSelected[0].PropertyValue}}
plano de la parcela
Arquitectos: Stifter + Bachmann

Como respuesta a las necesidades del sector turístico en crecimiento, el gobierno de la provincia de Bozen asignó 10 millones de euros a la construcción de tres nuevas cabañas y la renovación de las otras 22.

En 2013, Stifter+Bachmann ganó un concurso entre ocho estudios de arquitectura de la región. El proyecto dividió a la opinión pública, pero un año después, los arquitectos pudieron comenzar a trabajar en el diseño de la ejecución del plan. La construcción empezó en junio de 2016 y continuó con gran eficiencia durante los cortos veranos alpinos hasta octubre de 2017.

En junio de 2018, el nuevo refugio de montaña Sasso Nero abrió sus puertas, causando revuelo tanto en los círculos de arquitectura y construcción como entre los atónitos excursionistas.

La planta baja alberga la cocina y un amplio comedor con tres grandes ventanales que el carpintero ha construido a juego con los productos VELUX instalados junto a ellos. Parecen tres cuadros distintos: uno de un muro de piedra, otro de la meseta al norte y un tercero del pico cercano.

La interpretación de las ventanas como cuadros llevó a una colocación muy consciente de las aberturas.

Los dormitorios del primer y segundo piso, cada uno con una ventana a modo de obra pictórica, están equipados con literas. El ático alberga una sala grande con una larga hilera de colchones en el suelo.

Refugio alpino, Bozen, con ventanas para tejado VELUXArquitectos: Stifter + Bachmann

Helmut Stifter

arquitecto, Stifter+Bachmann

No hay división entre la fachada y el tejado de este edificio. Es un único tejado grande, por lo que las ventanas para tejado VELUX fueron nuestra primera opción. Usamos las mismas ventanas para tejado que se usan en las casas unifamiliares del pueblo. Todos nuestros trabajadores estaban familiarizados con los detalles y el montaje en la superficie revestida de cobre; la mayoría de los tejados aquí se construyen así.

Arquitectos: Stifter + Bachmann; fotos: Oliver Jaist

La estructura de suelos y techos está realizada con paneles de madera contralaminada. Todo el interior, incluidos los muebles, es íntegramente de madera de abeto sin tratar.
Los arquitectos combinaron su habilidad con la experiencia del gerente del anterior refugio. Sus aportaciones dieron como resultado una entrada espaciosa con vestuario que permite a los alpinistas quitarse el equipo en el interior.

La planta baja incluye una cocina y un amplio espacio para la sala de estar y el comedor. Las ventanas de 2 metros de altura dejan entrar la luz del sol hasta el fondo de la estancia.

Los baños, los cuartos de secado y los de servicio están en dos niveles distintos por debajo de la entrada, mientras que los dormitorios se encuentran en dos plantas encarados hacia los picos circundantes. Las ventanas dispuestas en forma de cinta proporcionan luz natural y ventilación a cada uno de los espacios para dormir, cada uno con dos a cinco literas.

Gráfico

Arquitectos: Stifter + Bachmann; fotos: Oliver Jaist

Cuando se publicó el proyecto, una parte de la opinión pública se sorprendió por la forma y acusó a los arquitectos de romper con la tradición. Pero no existe una verdadera tradición de edificios alpinos en el Tirol del Sur. Los primeros refugios de montaña se construyeron a finales del siglo XIX por parte de clubes alpinos alemanes y eran una copia de las casas burguesas urbanas, construidas únicamente con piedra de origen local. Stifter + Bachmann no intentaba inventar una nueva tipología ni proponer una estética concreta. Muchas de las espectaculares características espaciales de la casa, entre ellas la vista panorámica de 180 grados y la colocación de las ventanas, fueron el resultado de una integración precisa en el paisaje.

Productos VELUX utilizados en este caso
Ventana para tejado VELUX tipo GGL
Detalles del producto

Detalles del proyecto

Proyecto: Refugios de montaña
Lugar: Provincia de Bozen, Italia 
Arquitecto: Stifter + Bachmann
Año: 2015 
Fotos: Oliver Jaist