La nueva ventana para tejado GVR incluye una serie de características nuevas: un marco y acabado interior en madera, un marco exterior y cerco de estanqueidad acabados en zinc o cobre que se integran perfectamente con los materiales de cubierta habituales en edificios históricos;  posee además un acabado exterior robusto que combina perfectamente con la composición de ventanas de hierro ya existentes. Además, el aislamiento de la ventana es ideal para su instalación en edificios habituados. 

El modelo actual es apto también para tejados de pizarra.